EL REGRESO

Cuento Infantil para niños/as: Alberto Suarez Villamizar

Ese día estuvo lleno de fuertes emociones, fuimos de paseo y disfrutamos del ambiente tranquilo del campo.

La semana anterior estuvo cargada de sucesos en el hogar y el trabajo, por lo que no habíamos dedicado el tiempo necesario a Any, nuestra pequeña hija de tres años de edad.

cuento-infantil-nina-olfato

El lugar, una finca campestre en las afueras de la ciudad con grandes espacios y zonas verdes apropiadas para el descanso y la recreación de padres e hijos. Any jugó en la piscina con su madre durante largo rato, luego tomamos el almuerzo e hicimos una siesta bajo la sombra de los árboles.

Regresamos temprano y llegamos al parque del pueblo, que se encontraba colmado de visitantes y lugareños, que por ser fín de semana acostumbran pasar la tarde con sus hijos observando los payasos, malabaristas y otros artistas callejeros que ganan unos centimos divirtiendo a los asistentes.

También llegaban vendedores de alimentos, juguetes y baratijas para los niños.

Any, que es amante de las bombas, esas que llenan de hidrógeno y aseguran con un cordel a la mano de los niños, quiso que le compraramos una de color rosado, que es su color favorito. Con la bomba atada a su mano estuvo muy contenta, hasta que un descuidó hizo que se le escapara, y una vez libre volara por los aires y se elevara alto, muy alto. Ahí terminó su alegría dando paso a un largo llanto que quise calmar.

– “Any, no llores, la bomba sólo fue a pasear”, – dije a mi hija. – “Despidete de ella y esperemos su regreso”.

Alzan su mano y con los ojos llenos de lágrimas dijo adios a su querida bomba. Mis palabras lograron calmar en aquel instante el llanto de mi hija, y desde entonces todos los domingo por la tarde pide que la lleve al parque y pasa largo tiempo mirando al cielo, atenta al regreso de su bomba de color rosado.

Yo le insisto: – “Regresará…….”

FIN

– Moraleja del cuento: Todo aquello que hace un padre por la felicidad de sus hijos.

– Valores del cuento: El amor de los padres.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

diecinueve − 9 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>