Cuento los patos del lago

EL PATO Y EL CONEJO

Cuento Corto Infantil para niños y niñas, creado por: Luis David Gamonal

Un pato al oír fuertes truenos en un atardecer nublado, presagió una intensa lluvia. Para evitar daños posteriores, el pato consiguió hojas secas de palmera para reforzar el techo de su casa. Mientras realizaba este trabajo de prevención, un conejo que era su amigo, se extrañó al verlo tan ocupado y por curiosidad le preguntó:

– “¿Qué haces, amigo pato?”.

Cuento los patos del lago

 

Y éste le respondió: – “Estoy acomodando mi casa para protegerme de la intensa lluvia que se avecina. Tú deberías hacer lo mismo, amigo conejo”.

El conejo, lejos de agradecer el consejo, más bien criticó la acción que el ave estaba haciendo y le dijo:

– “Estás trabajando en vano, ya que por aquí suele llover gotitas y no excesivamente como me acabas de decir”.

Para convencer al conejo, el pato le hizo oír un trueno que sonó en ese momento. Pese a sentir dicho indicio, hizo caso omiso a esta amenaza, más bien dijo que ese sonido era una alucinación del pato y se fue a encerrarse a su casa.

Mientras tanto, el ave continuó con su trabajo de prevención.

Llegada la noche la lluvia empezó a producirse intensamente tal y como se había previsto en el día; y obviamente, el más perjudicado de esta tormenta fue el conejo al no estar reforzado el techo de su casa, ya que la lluvia lo agujereaba más e inundaba su interior. Al sufrir estas consecuencias, el conejo comenzó a tapar los huecos con hojas secas de palmera, sin embargo, la neblina, la humedad y la fuera de la lluvia se lo impidieron realizar.

El conejo se quedó sin hogar, recapacitó sobre este daño que le advirtió el pato y por esa razón fue a pedirle refugio en su acomodada casa. Al momento de pedirle el asilo correspondiente, el pato le encaró su irresponsabilidad y le dijo:

– “En algún momento te advertí que esta tormenta iba a suceder, pero a ti poco o nada te importó, pues ahora atente a las consecuencias”.

Sin embargo, el conejo insistió en su pedido hasta que en un momento de desesperación logró ablandar el corazón del pato y éste le dio refugio en su casa.

FIN

– Moraleja del cuento: Antes de producirse una desgracia debemos prevenir a tiempo para luego evitar consecuencias mayores.

– Valores del cuento: Responsabilidad, unión, sabiduría.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

  • Redacción
  • Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de un pato que fue prevenido con respecto a una lluvia que iba a caer. Avisó a su amigo el conejo para que acomodara su casa, pero no quiso.

4
User Rating: 5.0 (129 votes)
Sending

Un pensamiento en “EL PATO Y EL CONEJO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diez − tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>