EL NACIMIENTO DE LAS RAYAS DE LA CEBRA

Cuento Infantil para niños, escrito por: Jhan Carlos Perira

La ciencia trata de explicar el origen de las rayas en la cebra, como se dieron, para qué fin, etc.; pero el conformismo no hace parte de mi entorno así que de hoy en adelante van a conocer mi versión.

cuentos-infantiles-cortos-cebra

Esta historia parte del seno del bosque, lo más profundo donde habitan muchos animales en comunidad, sin ninguna clase de controversia, así gozaban de tranquilidad mutua. Nadie buscaba pleitos que destruyera ese vivir envidiable del que gozaban.

Entre lo que habitaban, allí se encontraban todas las clases de animales; pero algunos de estos no eran muy sociables, preferían quedarse en casa hablando con sus familias.

Cierto día estaban todos reunidos en un claro del bosque, cuando un bicho raro que vivía entre ellos, en voz algarabiada dice:

– Para celebrar todos estos años de armonía, paz entre nosotros. Lo resaltaremos con una gran fiesta la cual será la más inolvidable para nosotros.

Así fue, los días de preparación de la misma no se hicieron esperar, todos entregaban lo mejor de sí para llevar a cabo su anhelo. Se colgaban globos, papeles por todos los lados, todo era entusiasmo. Como todo no es color de rosa siempre “en la sociedad existirán problemas, lo que hay es que aprender a vivir entre ellos”.

Llegó el esperado día, el cual prometería ser impactante, la felicidad que trajo consigo fue mucha, al igual las decoraciones, hasta tal punto que colgaron una cubeta de pintura blanca con rayas negras para jugar algún juego que se le ocurriera en su momento.

Así fue las decoraciones, llegaron a su fin, la celebración de la fiesta estaba aconteciendo, todos estaban departiendo hasta las cebras berrochonas, comenzaron a correr por todo el lugar, cuando de pronto una de ésta le mete la pata a la otra sin medir consecuencias, a raíz de eso se choca con la cubeta de pintura, en su totalidad las cubrió de pinturas. El resto de asistentes alarmados sin saber que pasaba, lo mismo compartía las cebras cubiertas de pintura siguieron jugando sin lavarse, así la fiesta terminó, todos la gozaron en su totalidad. Las cebras se marcharon como el resto de animales a su hábitat, sostuvieron una noche de entera pasión acompañada de apareamiento, aún untadas de pintura, así fue como transcurrió el resto de la noche, que se deleitaban con tanto amor entre seres.

Pasado un tiempo la pareja de cebra tuvieron hijos, pero ocurrió un suceso inesperado, la cría de éstos salió con rayas negras como la pintura derramada. Ellos sin percatarse siguieron viviendo felices, cuando de repente ocurrió algo curioso… “herencia de caracteres” lo cierto es que esto no venía del ADN de los animales, esto descendía de aquel suceso.

Así fue como surgieron la rayas de la cebras, por consiguiente toda la descendencia de aquellos curiosos animales.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al final del cuento. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

catorce + cuatro =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>