Cuentos infantiles - el mono y las piedras

EL MONO Y EL TUCAN

Cuento Corto Infantil para niños; creado por: Luchito

Un mono, después de cosechar con éxito sus plátanos, decidió festejarlo tocando su tambor haciendo mucho escándalo, perjudicando a los demás vecinos de la zona, principalmente al tucán, que estaba muy enfermo.

Al vecino, al comienzo no lo perjudicó mucho sus escándalos, pero llegó un momento en que ya no lo soportó más, así que fue a reclarmarle con enfado al simio y le dijo:

Cuentos infantiles - el mono y las piedras

– ¿Por qué no tocas tu tambor moderadamente?, ten en cuenta que estoy enfermo y con tus escándalos agrabas más mi salud.

Y el mono lejos de disculparse con el tucán por las molestias ocasionadas, muy por el contrario se comportó grosero con él y le dijo:

– ¿Y si no quiero callarme?

Sin embargo el ave insistente con su pedido le dijo al simio:

– ¿Te gustaría que te hicieran lo mismo cuando pases situaciones delicadas?

Y el mono  pese a oir la exhortación del tucán, le hizo caso omiso al mismo, es más, lo desalojó de su árbol. pero el ave insistente por tercera vez en ser comprendido por el mono, pero éste no solamente lo vulvió a desalojar de su casa, sino que amenazó con agredirle si otra vez volvía a reclamarle por lo mismo.

El mono siguió haciendo de las suyas sin que nadie  le pusiera un alto a sus abusos cometidos. En el transcurso de los días, el tucán se fue recuperando de su salud y podó su árbol que estaba muy tupido, el cual ensució los alrededores del árbol. El mono al ver la basura amontonada en su alrededor no le gustó verse perjudicado ni de esa manera ni de ningúna otra, así que fue a reclamar al ave diciendo:

– ¿Por qué no trabajas con  mucho más cuidado?

Y la respuesta del ave no se hizo esperar y le dijo al mono:

– Cuando tú haces tus escándalos no te gustó que yo te reclamara, pero cuando te perjudican a ti, si te gusta reclamar; además, este trabajo lo hago de vez en cuando, en cambio tú atentas contra la tranquilidad de los demás siempre.

Y el mono después de oir la justa replica del tucán tomó se dio cuenta que tenía toda la razón del mundo, por eso le pidió disculpas del caso. El tucán además de aceptar sus disculpas, le sugirió que más que vecinos le gustaría que fueran grandes amigos. El mono y el tucán se dieron un fuerte abrazo simbolizando su reconciliación.

FIN

– Moraleja del cuento:  Si no te gusta que generen molestias, tampoco las causes tú a los demás.

– Valores del cuento: Respeto. Amistad.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

  • Redacción
  • Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de un mono que causaba molestias a los vecinos. Un día se molestó porque le molestaron a él y se dio cuenta que no hizo bien y pidió perdón.

3.8
User Rating: 4.9 (298 votes)
Sending

Un pensamiento en “EL MONO Y EL TUCAN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

veinte + 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>