EL JUICIO SUMARIO DE LA ARDILLA

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: Víctor Manuel Gutiérrez López

Había una vez una ardilla que le gustaba gastar malas bromas a los demás, como verter leche sobre el nido del gorrión, robarle sus provisiones al oso mientras inverna, atarle las orejas de los conejos, ensartar frutas a las cornamentas de los venados y pintar el caparazón de la tortuga.

Eran cosas que realmente enfurecían a los demás.

Cuentos infantiles - La Ardilla pilla pilla

Un día, el feroz lobo estaba bebiendo agua del lago del parque, cuando sintió que algo lo golpeó por la cabeza, cayendo al lago donde casi se ahoga. Al salir encontró una bellota y dedujo que era la ardilla, así que fue acusada por daños al lobo. 

Pero la ardilla dijo ser inocente, el jurado pareció escéptico, así que le dio tres días para probar su inocencia, sino, iba a ser devorada por el lobo. Preocupada por su pelaje, nuestra amiga solicitó la ayuda del mejor detective del bosque, el zorro, quien al ver la expresión de angustia de la ardilla, sintió que decía la verdad, así que buscó pistas para demostrar la inocencia de la presunta culpable y salvar su vida.

No era muy amigo de la ardilla, pero su instinto le obligaba a buscar la verdad.

Tras 2 días y 2 noches de búsqueda, no pudo encontrar nada, el zorro había llegado a la conclusión de que la vida de la ardilla había terminado, pero encontró con ayuda de la casualidad, una bellota en el lugar donde había sido golpeado el lobo, subió arriba del árbol y encontró una pluma que pertenecía al cuervo. Fue a donde el cuervo a preguntarle si sabía algo, el cuervo contesto:

– “Yo andaba recolectando nueces cuando alguien me golpeó con una liana y se me cayó una bellota que tenía en el pico, pero estaba a 20 metros lejos del lobo”

Entonces miró arriba del árbol y encontró una liana, subió al árbol y vio que la liana estaba rota, tal vez tenga algo que ver con el incidente. Después de mirar fijamente la liana, encontró un diente del ratón. Fue a ver al ratón, le dijo que estaba comiendo semillas de girasol, vio como una figura salida de los matorrales y lo espantó, la ardilla examinó el lugar y encontró la huella de la musaraña; entonces fue a ver a la musaraña, ésta le dijo que algo la había tirado del árbol y encontró que la rama había sido rasgada por la zarpa del oso, al ver al osos le dijo que un ruido lo despertó y salio corriendo de su cueva asustado y al examinar la cueva, encontró un envase metálico cuyo origen desconocía. Estaba confundido hasta que encontró la ultima pista con la cual había descubierto al verdadero culpable.

Citó a los animales a una reunión y dio un breve discurso, luego le preguntó al lobo que había hecho antes de beber del estanque, el lobo dijo que había cazado a un par de liebres, una se había enredado en los arbustos, pero al abalanzarse sobre ella, se había enredado en uno pero se soltó y la cazó. La fatiga le dio sed y se fue a beber al estanque, entonces nuestro amigo llegó a una conclusión, el culpable era el lobo, entonces el zorro dio una descripción del suceso:

– “ El lobo, mientras perseguía a la liebre, metió su pata en una lata de aluminio que los hombres habían arrojado desde la carretera, en una zancada, la lata salió volando hacia atrás hasta la cueva del oso, el oso salió corriendo asustado por el ruido de la lata. En su huida el oso rasgó la rama donde dormía la musaraña, al caer, asustó al ratón que andaba comiendo sus semillas y el ratón saltó tan alto que llegó a la copa del árbol y sujetarse de las lianas; pero el ratón era tan gordo que rompió las lianas. Un pájaro que estaba sujeto a las lianas andaba comiendo una bellota que se cayó cuando las lianas movieron las patas del pájaro, antes de caer, dio aleteos y en eso lanzó la bellota que cayó encima del lobo que ya se encontraba en aquel lago”.

El lobo se sintió sorprendido y ante esta explicación la ardilla fue declarada inocente, y ésta prometió no volver a hacer travesuras que le costó la credibilidad de los otros animales.

FIN

– Moraleja del cuento: Portarse bien para verse bien entre los demás.

– Valores del cuento:
Arrepentimiento, astucia y credibilidad.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

uno × 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>