CUENTO DEL JARDINERO

Nuevo Cuento Infantil para niños, creado por: Leonor Sanchez

Había una vez un jardinero, muy dedicado, muy esmerado, procuraba que sus flores tuvieran su abono, riego y sol suficientes para mantener su jardín bello.

Entre sus flores había rosas, pionías, azucenas, margaritas, claveles, petunias, lavandas, hasta hermosas orquídeas, toda clase de flores y plantas aromáticas que eran su orgullo y lo compartía con quien podía.Cuentos cortos - El principe y la rosa

Hasta que una vez entre sus flores se dio cuenta de una pequeña plantita que ni siquiera había él sembrado, la cuidó al igual que las otras y finalmente unas tímidas florecitas azules comenzaron a salir.

El jardinero se molestó, pues él esperaba unas hermosas flores y no un racimo de flores diminutas azules.

Entonces dejó de cuidarla, de regalarla, ni siquiera le dedicaba una mirada, y con el tiempo las flores que una vez fueron maduras murieron y dejaron unas semillitas insignificantes y negras.

Con el tiempo Dios se le apareció a ese jardinero y le preguntó por la plantita de florecitas azules, el jardinero le mostró sus más hermosas flores pero Dios insistía en ésas florecitas, apenado el jardinero le dijo que se había secado la planta, pero que quedaban las semillitas, que si quería las sembraría para cuando creciese la planta con flores y luego volviera Dios y él se la mostraría.

Entonces Dios, con mucho amor le pidió las semillitas y le dijo:

- Te he enviado a la más humilde y pequeña de las flores porque creí que te esmerarías con ella también, para que aprendieras que la belleza está en todos lados, no nada más donde quieres mirarla. Por tu soberbia y egoísmo ya no la tienes contigo, éstas semillas se las entregaré a otro jardinero que vea, que en lo más pequeñito e insignificante está mi grandeza.

- Señor! – dijo el jardinero. – Perdóname por no haber sabido apreciar, solo te pido por favor que me digas cómo se llaman esas florecitas.

Y Dios respondió: – Se llaman Nomeolvides.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Moraleja: Muchas veces las apariencias engañan, cuida todo lo que tengas a tu alrededor.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio o al final del cuento. ¡Gracias!

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí

Compartir por WhatsApp

Deja un Comentario en este cuento

8 comentarios
  1. albertgerardo

    me pareció muy bonito porque habla de un jardinero que cuidaba sus plantas

  2. oriana

    gracias, me hiciste la tarea de la naturalesa y el medio ambiente

  3. Araceli

    Me agrado mucho porque habla de que no debemos discriminar a los seres vivos por su apariencia física y psicológicamente, por ejemplo del cuento, que habla de un jardinero que cuidaba todos los días a muchas plantitas hasta que un día una plantita pequeña azul salió y el jardinero como no le agradó la planta decidió no cuidarla y como la planta azul y las demás plantas las dejó de cuidar y se murieron.

  4. Camiii

    graciasss, me hicieron la tarea de ciudadanía y participación, jaja
    muy buena

  5. alexis adame

    es muy bueno este cuento ya q nos trasmite enseñansa tanto a grandes como a chicos y la verdad da una buena cultura xq asi nos interesamos x la lectura

  6. roshemerys mora

    me gustaria leer el cuento completo

    • Cuentos Infantiles

      Buenos días!! Todos los cuentos que publicamos están completos, si no te aparece el final tienes varias opciones, darle a “Me Gusta” Facebook, Twitter, Google+ ó esperar unos segundos hasta que aparezca todo.

      Muchas gracias por visitar nuestra página web. Esperamos que te gusten mucho todos los cuentos que publicamos :)

  7. Susana

    Muy lindo cuento, y con una buena enseñanza. Una lección para los niños y sus papás.

Siguiente CuentoEL GRAN PARTIDO