DE LOBO MALO A LOBO BUENO

Cuento Infantil para niños y niñas, escrito por: Luis Muñoz

Erase una vez un lobo muy malo que le temían hasta los demás lobos que vivían cerca de él. Siempre estaba atacando a los rebaños de ovejas, las perseguía y las mordía haciéndolas correr sin parar; y así todos los días. También perseguía a los pequeños corderitos de las manadas.

Cuentos infantiles - El lobo y la escalera

En la pradera no dejaba a nadie vivir en paz, era muy temido por todos los animales que había en el bosque.

Los pastores de los rebaños intentaban defender a las ovejas y a la vez defenderse ellos mismo, porque les atacaba también; y también a los perros ovejeros que había en los rebaños.

El perro pastor también atacaba al lobo, pero no podía con él. Los pastores le atacaban con garrotazos, pero en ninguna ocasión pudieron darle, ya que corría como un gamo.

Un día, el lobo malo cayó en una trampa, era un cepo muy grande de los que ponían los cazadores para cazar lobos.

El  lobo empezó a aullar estrepitosamente pidiendo auxilio, porque el cepo le tenía atrapado y no podía escapar. Le dolían las heridas que le había causado el cepo.

El perro pastor del rebaño al oír aullar tan fuerte, salió corriendo al lugar de donde provenían los aullidos y vio como el lobo estaba enganchado en un cepo. El perro ovejero empezó a ladrar muy fuerte para llamar la atención de su dueño, éste corrió a la llamada de su perro; cuando llegó al lugar, observó como el lobo estaba enganchado.

El pastor acarició al lobo amablemente y con mucho cuidado para no ser atacado. Le quitó el cepo y el lobo pudo quedar suelto del peligro, pero el lobo no podía ni moverse debido a las heridas que tenía. El lobo no parecía malo, más bien parecía un corderito porque solo pensaba en sus heridas que le dolían mucho.

El pastor se lo llevó a su cabaña y lo estuvo curando durante mucho tiempo. El lobo observaba con mucho cariño al pastor por haberle salvado y curado. A partir de ahí empezó a ser muy obediente, el perro le enseñaba al lobo a cuidar al rebaño día a día y jugaba con las ovejas. Empezó a ser muy bueno y a respetar a los demás.

Era increíble ver a un animal tan feroz convertido en un animal tan bueno, parecía un cachorrito obediente. Con el paso de los días el lobo empezó a querer a las ovejas y a ser amigo de ellas, como si fueran su propia familia, las cuidada con mucho mimo.

Desde que el pastor salvara al lobo de aquel cepo y le cuidó, ya todo cambió. El lobo nunca más volvió a molestar a ningún lobo ni a los rebaños de ovejas que había en la pradera.

Ahora todos los animales de la zona viven en paz, sin ser molestados por otros animales malos. El lobo tan feroz había dado un ejemplo de humildad a la vista de los demás lobos, para que todos siguieran su consejo de convertirse en lobos buenos y pacíficos.

FIN

Valores del cuento: Respeto. Humildad. Amistad. Esfuerzo.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al final del cuento. ¡Gracias!

8 pensamientos en “DE LOBO MALO A LOBO BUENO

  1. Abad

    Felicidades! Son cuentos muy buenos, son divertidos, además de interesantes para los niños y niñas, con estos cuentos mis alumnos están aprendiendo a leer.

    Responder
    1. Cuentos Infantiles Autor

      Hola! Nos das una alegría muy grande, ya que nuestro objetivo es poder ayudar a todos los niños y niñas a que aprendan con la lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

14 + 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>