DE HOY AL 2049 – 3ª Parte

Cuento Infantil para niños, creado por: Juan David Oviedo Rios

Tifany y Simon al final de la semana ya han recorrido todos los bancos de Bogotá y no habían encontrado nada, solo les falta revisar un pequeño edificio abandonado que solía ser un gran Bancolombia pero que ahora solo es un destartalado y viejo edificio en ruinas (ni tan viejo, solo lleva abandonado 40 años pero la lluvia ácida y el humo han debilitado la estructura y lo han convertido en un deplorable edificio).

Simón y Tifany entraron en el edificio sin mucha esperanza. Estaba oscuro y solo llevaban la linterna del teléfono móvil de Simón. Con mucho miedo y desilusión entran al sótano y como se lo esperaban no había nada, solo unas cajas y una bóveda.

cuento-infantil-cuidar-medio-ambiente

– Un momento… ¡mira eso Tifany! ¡Una bóveda! ¡Tal vez ahí este la máquina del tiempo!

En efecto allí había una rara y oxidada bóveda, parecía muy segura puesto que tenía muchos seguros, cerrojos, candados y cerraduras; e incluso una identificación de huella digital, pero se había oxidado tanto que el debilitado metal se había roto y se había abierto la puerta sola.

Simón y Tifany entraron a la bóveda, esta vez con más esperanza, el interior de la bóveda era grande y pudieron divisar bolsas llenas de dinero y barras de oro y algo raro al fondo.

Los niños no le prestaron atención al oro ni al dinero, ellos estaban interesados en el raro artefacto del fondo que era su más mínima esperanza y que quizás tan solo sería la máquina del tiempo, pero nadie imaginaba el susto que estaban a punto de llevarse los niños cuando sin darse cuenta Simón se tropezó y con la rodilla lastimada intentó recostarse en la puerta, estaba toda oxidada, chirrió y se movió poco a poco y se cerró con un escalofriante y perturbador sonido.

Los niños todos asustados intentaron abrir la puerta y para su mala suerte Simón dejó caer su móvil, al cual con el golpe se le salió la batería y se apagó la linterna, entonces ya no podían ver debido a la oscuridad.

– Simón, ayúdame por favooor, estoy asustada, enciende ya la linterna.

– Eso intento Tifany pero no la encuentro en esta oscuridad… ah aquí está, ya la tengo.

Entonces Simón encendió la linterna y seguidamente dio un alarido, cuando la luz de la linterna apuntaba hacia la cara de un gato negro, el gato sorprendido por la luz maulló, le arañó la cara y salió corriendo hacia la puerta, la cual estaba cerrada.

Simón y Tifany abrieron, pero obviamente no se fueron, sino que la atrancaron con una barra de oro y se fueron al fondo a investigar el raro artefacto, el cual estaba cubierto de una manta polvorienta y al quitarla vieron que era una gigante caja fuerte, pero los niños no quitaron sus esperanzas, pues adentro de la caja fuerte cabían como cinco personas y quizás dentro estaba la máquina del tiempo.

Era una gigante caja fuerte, su color original parecía haber sido un impecable y limpio plateado pero debido al oxido estaba amarilla y vieja, pero sin embargo no estaba lo suficientemente oxidada como para que la puerta pudiese abrirse con un simple empujón… ¿o quizás si?
Para la sorpresa de los niños… ¡si!

Simón y Tifany empujaron la puerta de la caja fuerte y ésta chirrió y chirrió hasta que el oxidado metal de los seguros y cerrojos se reventó y la puerta se abrió, entonces vieron que dentro había un raro artefacto de metal junto a una nota:

LA NOTA DECIA ASÍ:

-18 de Diciembre del 2012:

Aquí está la máquina del tiempo, inventada a principios del 2012, quizás para cuando están leyendo esto ya nadie recuerde nada sobre esta máquina, pues cuando la seguridad gubernamental descubrió lo peligroso que era usar esta máquina la prohibió y la encerró en este Bancolombia, pero lo que nadie sabe es que esta máquina no se inventó simplemente para demostrar la superioridad del ser humano, se inventó porque los mayas habían predicho que el mundo se acabaría el 21 de diciembre del 2012, es decir, que el mundo se acabará en tres días. Pero si están leyendo esto después del 2012 significa que los mayas se equivocaron. Bueno como decía esta máquina se inventó para que las personas pudieran retroceder al pasado y así salvar la vida, aunque claro, llevando la tecnología al pasado.

Pero después de que los científicos descubrieran el peligro que correría todo el universo si se usaba ésta, la encerraron aquí en este sótano. Los científicos tienen planeado que si los mayas se equivocan y el mundo no se acaba, se le borrará la mente a todas las personas que llegaron a saber algo de la máquina,con el fin de no ser utilizada, aunque sin embargo se dejará un archivo USB como único recuerdo de esta imponente máquina. –

Así que Simón y Tifany ya sabían lo que realmente había pasado, como el mundo nunca se acabó en el 2012 se les borró la mente a todos los que sabían algo referente de la maquina, aunque si se dejó un archivo USB, ¡era el archivo del que se había hablado en el documental!

Y sin embargo allí estaba, a pocos centímetros de ellos, la imponente máquina del tiempo, capaz de viajar a cualquier época de la historia, quizás la única cosa buena que habían hecho los humanos, porque al menos no lo hicieron por el dinero ni por la fama, sino porque querían salvar vidas y mantener la vida en el planeta.

 Continuará………….

Si quieres leer la 4ª Parte de este Cuento, entra AQUI

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × 3 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>