DAYANA LA NIÑA MALA

Cuento Corto para niños y niñas, creado por: Rosa Jimenez Peralta

Había una vez una niña llamada Dayana, era muy desobediente a su mama y su madre quería darle una lección, siempre que se portaba mal la castigaba pero Dayana seguía igual, no le importaban las consecuencias, ella lo sabía muy bien que era por su bien, que su madre la amaba y que su mama no quería que nada malo le pasara y por eso le advertía.

Un día Dayana se levantó bien tempranito, cuando su madre la ve la sienta en una sillita de madera que ella no quería, luego la madre la manda y coger otra silla, ella con rebeldía dice:Cuentos infantiles - Pipi y la montaña rusa

– No!

La silla se empieza a mover y se rompe, entonces ella se cae y se lastimó, su madre la miró con cara de…. “te lo dije” y se ríe.

– Ves hijita, no es para mortificarte que te mando hacer algo, es porque te quiero mucho y luego me río porque yo que te advertí y no me hiciste caso, es bueno obedecer, no es una maldición, al contrario, es bueno porque así te demuestro amor yo y tu a mi. Si no me obedeces no podré saber si tu me quieres realmente. Mira lo que pretendo hacer si tu no cambias. Como dices que tu siempre debes hacer lo que yo te digo obligada y es una injusticia, que tienes la libertad de hacer lo que quieres, que eres independiente,no te gusta que yo te aleje del peligro, que yo te mande hacer algo son tus deberes porque imagínate vivir con una hija malcriada. No te gustaría cuando tu fueras grande como yo, cocinando, pagando gastos, trabajando; a nadie le gustaría si sigues así. Si sigues portándote tan mal,  tendré que llevarte a estudiar a otro lugar, pero allí no estaremos juntas, solo nos veremos una vez por semana o mucho menos. Eso no nos gusta a ninguna de las dos, así que piensa que vas hacer, espero que cambies. Si tú pones de tu parte, yo te ayudaré a cambiar para que seas mejor persona, trabajaremos juntas para que seas muy feliz. Y yo también lo seré si te veo bien.

La niña de repente se aguaron los ojos y pensó, porque sabe como fuese vivir lejos todo sería más estricto. Se arrepintió y le dijo a su madre que iba a cambiar, pero que merecía el castigo porque se había portado muy mal con su mama.

A partir de ese momento la hija y la mama comenzaron a trabajar los buenos modales, una mejor educación, en definitiva, los valores humanos que tenía que aprender. Vivieron siempre juntas y fueron muy felices.

FIN

Moraleja: hay que obedecer siempre a nuestros padre. Si te portas bien tendrás buena recompensa en la vida. Lo mejor del mundo es el amor de una madre y debemos aporvechar ese amor demostrándole que la amamos con la obediencia.

Valores del cuento: La obediencia, el amor, reconocer que hicimos algo mal y que debemos asumir las consecuencias.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio o al final del cuento. ¡Gracias!

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí

4 pensamientos en “DAYANA LA NIÑA MALA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 × cinco =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>