BRUJAS – 2ª Parte

Cuento Infantil para niños, creado por: Patricia Castañeda

– Vamos, no está resultando por qué no creen, CREAN!  CREANNNN y volaremos en nuestra escoba!!! -gritaba Lily mientras caían. En eso los niños no tuvieron otra opción que usar el poder de la imaginación y creer, y cuando los pies de los chicos rozaron la superficie de la piscina, la escoba se alzó de milagro y empezó a volar a toda velocidad por el camino de humo, pero tras ellos el camino se esfumaba para siempre, Luis se preguntaba cómo regresarían.

rebely-sofia-el-hada-mestiza-cuentos-infantiles-cortos-

Y así volaron nuestros valientes amiguitos durante buen tiempo, veían desde sus pies toda la ciudad iluminada ¡Qué maravilla! nadie les creería; ni sus amigos del barrio; ni el chiquillo de la leche fresca, con quien jugaban canicas Rafa y Luis, nadie; quizás sería un sueño como pensó Luis. Mientras tanto, Lily tenía la mente puesta en llegar a su destino.

En eso como por arte de magia llegan a la luna, siguiendo la señal que los había guiado en todo el camino. Poco a poco iban acercándose al lugar en donde nacía el extraño humo gris, al parecer era un enorme fuerte hecho de troncos mal puestos de tonalidad azabache quemada, colocados en forma de triángulo; los tres temblaban pensando que saldría un ogro con verrugas.

Cuando derribaron al fuerte, encontraron un hueco lo suficiente para entrar (obviamente no por la puerta sino los hacían filete de niño en el instante), pero en eso Luis se agarró de un tronco y tiró hacia él (se había percatado de un guardia). Cuando se colocaron en un sitio seguro, Lily y Rafa examinaron rápidamente el lugar; allí se encontraba un grupo de personas vestidas todas iguales, con un gorro negro y una gran capa.

-“Brujas – pensó Lily, posiblemente esas eran las criaturas a las que se refería el libro de Cindy; al parecer la mayoría eran mujeres, todas con aspecto sombrío y mirada de odio, menos una, al parecer la matrona o la jefa.

El ambiente por dentro era distinto, tenía forma de coliseo, como la entrada estaba en la parte alta, buscaron un sitio donde esconderse para poder buscarla con la mirada. Lily gateó examinando entre las maderas sin alejarse demasiado del grupo, pues por algún sitio estaría Cindy; mientras los demás se quedaron observando desde un rincón, era mejor mantenerse unidos. De pronto Lily vio una luz tenue que venía de un montón de jaulas, y en una de ellas al parecer estaba encerrada una hada o un ángel, con trajes color blanco, en contraste a su apariencia se hallaba demasiado  apagada.

Luis se fijo de algo importante, en una de las jaulas de arriba estaba su hermana y como al parecer estaban por comenzar un ritual, no se percataron de poner un guardia, era el momento perfecto para rescatarla; en eso él quiere ir a verla y Lily lo detiene, la especie de ritual daba inicio, un coro de brujas entonaban a una sola voz:

– “Jork es la ley, Jork es nuestra reina, y la obedecemos, hemos ganado, Jork es nuestra ley”.

En eso del tumulto salió una bruja muy oscura de mirada intimidante, orgullosa de ser la líder y empezó a hablarles:

– “Les prometí capturarla y lo hice, ahora les prometo riquezas y así será, ha caído la Hada Antuané, nuestro reino está asegurado; por siglos hemos lidiado con esta batalla sin cesar, siendo siempre las otras, las marginadas, pero yo bien les dije, este día llegaría y estaríamos listas para ello, disfrutemos la gloria”

Y en un instante todas las brujas empezaron a aplaudir a toda potencia y a brindar, felices al parecer, aunque Lily miraba a la mujer vestida de luz, demasiado apagada y triste, al parecer lloraba.

En eso se le prendió el foco, mientras las brujas danzaban y festejaban, sólo un enano vigilaba al Hada, ¡perfecto!, rápidamente avisó a sus hermanos, uno de ellos Luis se quedaría vigilando, mientras Rafa iría a rescatar a su hermana y ella podría ayudar al Hada. Se pusieron las pilas y fueron al rescate, en eso Lily llega cerca donde estaba la Hada, coge uno de los tablones del suelo y con gran impulso le da en la cabezota al enano que la custodiaba, ¡PUM! cae al suelo como un saco de papas, le quita las llaves y lo arrastra a la sombra de un rincón, luego regresa a la hada y la libera; la mujer resplandeciente le explica que había llamado a su hermana para socorrerla, pero sin lograrlo:

luna-cuentos-infantiles-cortos

– Soy Antuané, la Reyna de la Luna, fui capturada por mi media hermana Jork, el humo lo envié para que vinieran a liberarme, lo camuflé de gris para que nadie se diera cuenta, si Jork cumplía con su objetivo no sólo mi reino padecería, sino la tierra sería su nuevo hogar, los humanos serían transformados en seres sin alegría, Jork y las brujas se alimentarían de almas. – dijo el Hada.

Esto dejó fría a Lily, ¿seres comiendo almas? ¡Qué horror! Rápidamente le tiró las llaves a Rafa para abrir la jaula de Cindy y prontamente los alcanzaron.

– ¿Fue sencillo? – pensó Lily. La vieja no se percató del rescate del año. Estando los cuatro a salvo, deseaban regresar a casa, pues la hora se les vencía, habían colocado una nota donde figuraba que estarían en el cine y ya era tiempo. Lo malo era ¿cómo iban a volver a casa?, pues el camino de humo había desaparecido cuando ellos llegaron al sitio.

– Quizás yo pueda ayudarlas. -Habló el Hada. – Ustedes vinieron por mi llamado, ahora que me han liberado deben irse, tomen uno, son para comunicarnos. – Les alcanzó a cada uno un medallón

– Llévenselos, Jork los necesita para lograr sus propósitos, por eso me capturó, tranquilos yo me encargo de ella. -Explicó la Reyna Antuané. Y moviendo sus manos formó el la nada un camino similar al anterior de humo gris. Un poco nerviosos, los hermanos tomaron ambas escobas y montaron en ellas y se despidieron de la hada con un beso. Cindy y su hermanita iban en una escoba y ambos hermanos en la última.

Regresaron por el camino de humo más tranquilos y parloteando sobre su aventura, los seres extraños y las brujas feas; nadie les creería en el colegio.

Pasado un rato los niños llegaron a casa, felizmente aún no regresaban sus padres, Cindy encaminó a los chicos a su habitación y luego a Lily, consigo, todos hablando de lo ocurrido. Quizás a la mañana siguiente irían al ático, tomarían el libro, tendrían otra fantástica aventura y algún día el hada les hablaría por medio de los medallones. Cindy se durmió con el medallón fuertemente en su mano, deseando que no fuera un sueño.

En ese momento el nombre de Cindy y de sus hermanos quedaban grabados en el misterioso libro “Brujas”.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio o al final del cuento. ¡Gracias!

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí

2 pensamientos en “BRUJAS – 2ª Parte

  1. Mia

    Excelente historia…..Tengo 34 y todavía no tengo niños pero si sobrinos a los que me gusta leerles y compartir relatos….. Por un momento me fui a mi niñez y me perdí en el relato de las Brujas…. Pienso en seguir leyendo mas cuentos y en compartirlos son Fatastibulosos (Fantásticos y Fabulosos)….. Ojala este mundo sea tan puro e inocente como estos relatos…..

    Responder
  2. Ángeles Martinez Lopez

    La imaginación y creatividad al servicio y entretenimiento de niñ@s y mayores. Lee un cuento a tus hermanitos,hijos o nietos verás como la felicidad asoma a su cara con una nota de alegría.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nueve − Ocho =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>