EL QUESO DE TRUJILLO

Hace no mucho, en un pueblo de Extremadura, una niña llamada Beatriz, era la encargada de probar todos los quesos procedentes de diferentes sitos de España.

La plaza del pueblo, era el lugar de encuentro tanto de los turistas, como de los puestos de los fabricantes de quesos, donde se daban a probar.

Beatriz, era una niña que tenía unos poderes mágicos, aunque ella los desconocía… Había sido elegida por todo el pueblo para elegir al queso ganador de la feria del queso, pues su gusto y olfato estaban tan desarrollados que parecía magia.

 

Cuentos infantiles - el queso de Trujillo

Al llegar al puesto de un vendedor, que asistía por primera vez a la feria, notó un aroma distinto al de los demás puestos, un olor que nunca antes había descubierto.

Ese vendedor de quesos sólo tenía un queso para dar a degustar a la gente, se trataba de un queso de color amarillento y algo anaranjado, y desprendía un olor que provocaba que la gente no se acercara por allí.

Cuando Beatriz se acercó a degustar el queso, que aún nadie había probado, por oler tan mal, el hombre le partió un trocito de queso y se lo puso en una rebanada de pan.

Justo cuando estaba a punto de meterse el queso en la boca, un hombre del pueblo que también fabricaba quesos grito:”Noooo!!! no te lo comas, te sentará mal porque no es un queso normal

Entonces, Beatriz se quedó paralizada sin saber qué hacer…pero de repente, el vendedor de aquel queso mal oliente de Trujillo, habló por primera vez diciendo:

4 pensamientos en “EL QUESO DE TRUJILLO

  1. Pingback: Bedtime Stories | THE STRANGE CHEESE | Enjoy our Short Stories

  2. Pingback: EL VENDEDOR DE QUESOS | Dibujos para colorear

  3. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>