Campaña de Navidad: necesidad o capricho

En cualquier época del año, los regalos para los niños siempre están presentes, si bien puede ser por el día del cumpleaños, fecha en la que inevitablemente el niño se puede encontrar con tantos regalos como niños invita, como cuando se acerca la Navidad, momento en el que ocurre algo parecido.

Durante la campaña de Navidad que todos los comercios lanzan, los niños y sus padres ven catálogos donde los más pequeños eligen los juguetes que quieren, y es la época en la que los niños se quedan boquiabiertos viendo anuncios de juguetes uno detrás de otro sin que nadie les explique si es adecuado para su edad o no.

Ambas situaciones están muy lejos de ponerse en tela de juicio por la mayoría de los padres, en detrimento de lo que puede llegar a significar para sus hijos.

cuento-infantil-juguetes


Al contrario, también los adultos se encuentran inmersos en esos anuncios tan llamativos y coloridos, que muy inteligentemente los fabricantes de juguetes, estudian con psicólogos de la publicidad, para hacer realidad el sueño de todos los niños, que Santa Claus y Los Reyes Magos les traigan todo aquello que desean.

¿Qué deben hacer los padres como responsables de la educación de sus hijos?

Aquí se esclarecen algunas claves sobre cómo manejar la telaraña de la cultura consumista de los juguetes:

• Recordar que los mejores padres siempre se resisten a dar todos los caprichos a sus hijos.
• Es importante tener en cuenta la edad y desarrollo de los niños, para poder otorgarles determinados juguetes.
• Todos los juguetes parecen inofensivos, pero se debe controlar que cumplen las normas de seguridad.
• Al regalar juguetes, hay que combinar lo educativo, con los caprichos y las peticiones de los niños.
• Seguramente importe más la calidad que la cantidad.

Una vez conseguido el objetivo de tener bien claras las bases del juego, existen dos factores a tener en cuenta a la hora de elegir juguetes para los más pequeños.

1.- No existen juguetes sexistas sino juego sexista. Las muñecas y los coches son para niños y niñas indistintamente, segregar las muñecas para niñas y los coches para niños, es crear un prejuicio en los niños, que a corto plazo, podría ser muy difícil de desarraigar.

2.- Los padres deben dar prioridad a la calidad de los regalos que se les hace a sus hijos, y focalizar la importancia en el regalo educativo y práctico.

¿Cómo pueden los padres controlar la cantidad de juguetes que sus hijos recibirán por Navidad?

El tema de la cantidad de regalos por Navidad o por un cumpleaños cobra en ciertos momentos una importancia desmesurada, porque se puede dar el caso de niños que comienzan el ritual de abrir regalos como si ya supieran lo que hay dentro, rompiendo el papel con cara de ilusión y dejando apartado el objeto del interior, para volver al mecanismo de abrir regalos, sin fijarse siquiera en aquello que reciben.

La abundancia de regalos es algo desfavorable en los niños, ya que puede perjudicar a su desarrollo madurativo personal. Ellos aprenden que si piden se les da, y a la larga los niños adoptan conductas inmaduras, caprichosas y egoístas, donde no valoran el hecho de compartir, y dando lugar a adultos insatisfechos con lo que les rodea.

Este hecho controlado, puede aportar una dosis extra de disciplina y cordura tanto en los padres como en sus hijos. De lo contrario, puede que los pequeños quiten importancia a valores tan a flor de piel en fechas señaladas, como pueden ser la austeridad, la generosidad y el esfuerzo. Por esto, es fundamental que los padres limiten el número de regalos hacia sus hijos, haciendo hincapíe en aquello que es necesario y coherente con el estilo educativo de cada familia.

Conclusiones sobre cómo y cuánto regalar por cumpleaños y Navidad

En último caso, la responsabilidad que recae sobre cómo y qué regalar es asunto de los padres, los cuales deben enseñar a sus hijos a aceptar y valorar lo que tienen, viviendo de acuerdo a las circunstancias de sus momentos, y teniendo en cuenta que hay que luchar por aquello que se quiere lograr, dando importancia a la constancia, y al esfuerzo del trabajo diario.

Comparte este artículo infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Diez − 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>