APRENDIENDO A SER MAMÁ: EL MUNDO DE LOS PAÑALES

COMO ELEGIR LOS MEJORES PAÑALES PARA MI HIJO

Cuando se trata de la salud de tu hijo seguro que no escatimas en gastos, pero muchas veces los productos más caros no son los mejores.

Según la edad del bebé, puede ocurrir que en cada etapa de crecimiento se le adapten mejor unos que otros, y que lo que hoy le va de maravilla, mañana le produzca malestar o incomodidad.

Sin necesidad de hacer un análisis exhaustivo de la composición de cada pañal por marcas, si se considera que asegurar la comodidad y evitar la irritación en la piel han de ser los factores fundamentales para dar por válido un pañal, así como el nivel de absorción del mismo, siendo esto muy importante sobretodo para la noche, donde el pañal debe dar el máximo resultado absorbente.

cuentos-infantiles-cortos-cambio-pañal

 

HACER EL CAMBIO ADECUADO

Una vez elegido el mejor pañal adaptado a la necesidades de tu hijo, solo queda esperar a tener que cambiarlo.

La frecuencia ideal de cambio de pañal es cada vez que el niño hiciera pipí, pero muchas veces esto es imposible porque, sobretodo si aún no avisan, habría que cambiar el pañal cada menos de una hora.

El problema de no cambiar el pañal en el momento adecuado, es el exceso de humedad que la orina produce dentro del pañal, lo cual genera una zona húmeda y caliente que afecta directamente a la epidermis, la piel se vuelve más frágil al estar hiperhidratada, y eso ocasiona un desequilibrio en el pH natural de la piel, favoreciendo el desarrollo de microorganismos y sus consecuentes infecciones.

Adoptar unas pautas fijas de cambio es lo más adecuado, de forma que después de cada toma tendrías que cambiar de pañal, a menos que éste esté seco. Por otro lado, el cambio de pañal cuando el bebé tiene heces debe ser inmediato, ya que las bacterias que éstas producen son altamente corrosivas e irritantes para la piel tan delicada de tu bebé.

¿TU HIJO YA TIENE EDAD PARA QUITAR EL PAÑAL?

A partir del segundo cumpleaños de tu hijo, el niño se empezará a sentir preparado para ir abandonando el pañal. Al principio solo el hecho de utilizar el orinal le resultará toda una hazaña, hasta que con el tiempo, y dependiendo de la estimulación externa que reciba, se prepare él solo para ir al baño.

El trabajo intermedio que hay que hacer con el niño, es una tarea que implica atención y tiempo por tu parte, ya que cada dos horas aproximadamente es conveniente que se siente en el orinal, haga o no pipí, pero para que vaya adquiriendo la costumbre y el hábito. Esta es una de las medidas más apropiadas para empezar a hacerle consciente de su autonomía y responsabilidad en su control de esfínteres.

Una vez que el hábito está adquirido, y algunas veces deposita el pipí en el orinal, quítale el pañal durante un rato, lo que tú consideres que pueda aguantar sin ensuciarse, y si lo hiciera, actúa sin preocupación.

Ten en cuenta que para tu hijo, es una auténtica novedad eso de estar sin pañal, y se encuentra cómodo y tranquilo por ello, por lo que sobretodo refuerza su capacidad de autonomía, y sus avances en este asunto.

Comparte este artículo infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

tres × 3 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>