Aprender a hablar en los niños

APRENDER A HABLAR: RETO Y NECESIDAD EN LOS NIÑOS

Los niños con apenas dos años comienzan a construir frases de una manera muy rudimentaria y sencilla, simplemente no conjugan verbos ni enlazan palabras con nexos o partículas de unión, sino que emiten palabras difíciles de entender, y con gestos u objetos terminan explicando lo que necesitan o quieren.

El lenguaje infantil es una necesidad desde el primer momento, y los niños lo transforman en un reto muy alentador para ellos, ya que cuando logran hacerse entender con una palabra y dos gestos, se sienten muy orgullosos de haber dado ese paso, y esto estimula su posterior aprendizaje completo del lenguaje.

Tu función como madre de ese niño que empieza a chapurrear, es la de escuchar como se defiende con su lengua de trapo, disfrutar de esos momentos en los que aprende una nueva palabra y la repite hasta la saciedad para aprenderla perfectamente, y guiarle hacia un lenguaje correcto, variado y rico en vocabulario.

cuentos-infantiles-cortos-aprender-hablar-niños

COMO AYUDAR A QUE TU HIJO APRENDA A HABLAR

Prestar atención a tu hijo, sintiéndose importante y seguro, es la mejor forma de que su aprendizaje sea motivador y con excelentes resultados, por eso tan solo con hablarle mucho, mirándole e interesándote por lo que te dice, tu hijo entenderá que lo que está haciendo te gusta, y se sentirá motivado realmente por aprender palabras sin parar.

La mejor manera de mostrarle seguridad es hacerle ver que lo que dice es muy importante, no tanto en cómo lo pronuncia, que para corregirlo ya habrá tiempo, sino en el esfuerzo que está haciendo por decir una palabra nueva. Y en colación a este gesto, el refuerzo que se debe realizar inmediatamente después de que haya dicho algo, haciéndole ver que es lo que él ha dicho, pero con la palabra correcta, por ejemplo: “muy bien, esto es un coche”.

Relatar rutinas al mismo tiempo que se van haciendo ayudará mucho a tu hijo a dos cosas, por un lado, sabrá que cuando llega a casa tiene que colgar el abrigo de la percha porque tú se lo estás diciendo en ese momento, e irá repitiendo las secuencias tanto en actos como en palabras. La próxima vez que lleguéis a casa, te sorprenderá ver como él solo coloca su abrigo y te lo dice: “abrigo colgar”, (en su idioma, claro).

Cuando te comuniques con él, hazlo de manera sencilla y clara, con frases cortas, y enfatizando las palabras que él puede repetir. Señalar todo lo que va viendo, será una de sus actividades favoritas, como preguntando que es cada cosa, dile como se nombran, e intenta que en momentos activos de aprendizaje del lenguaje, no existan distracciones de ningún tipo, como la radio o la televisión encendidas.

LA DIVERSION COMO HERRAMIENTA PARA HABLAR

Unir la diversión con el aprendizaje es uno de los mejores métodos para que tu hijo aprenda a hablar correctamente, ya que el tiempo que normalmente un niño dedica a jugar es amplio a lo largo del día, y si se potencia que ese juego esté relacionado con las palabras, es probable que la motivación aumente mucho.

Una actividad que ayuda mucho a fortalecer el vínculo entre madre e hijo, al mismo tiempo que estimula el lenguaje, es que cada día se lea un cuento por la noche antes de dormir, de forma que cada día se aprenderá nuevo vocabulario.

También cantar canciones infantiles, simular animales, construir frases con palabras que nunca se han dicho, y todo tipo de ejercicios lúdicos que harán que tu hijo se sienta contento y tranquilo por estar aprendiendo a hablar de una forma tan divertida y eficaz.

¡Pon en marcha tu imaginación y ayuda a tu hijo a hablar!.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

siete + Once =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>